En la Casa del Abuelo ofrecemos la posibilidad de trabajar con diversas plantas.

Una fuerte motivación es indispensable para un trabajo en profundidad con las plantas. Se propone un programa de trabajo personalizado según diversos factores como la disponibilidad de tiempo, la duración de la estadía, la existencia de las enfermedades y el propósito. Es necesario completar un cuestionario sobre su estado físico y psicológico, hábitos y rutinas diarias, y motivación e intención de sanar o aprender. Del mismo modo, para un grupo organizado, cada persona debe completar el cuestionario, junto con una breve nota sobre la intención del grupo y el objetivo de trabajo. Se propone un programa colectivo de acuerdo con el itinerario y el tamaño del grupo. A veces, la Casa del Abuelo organiza retiros grupales con reservas limitadas.

Purgante

Antes de comenzar el trabajo más profundo de conectarse con la misma planta, se requiere el uso de las plantas con propiedades purgantes ya que tiene como finalidad de limpiar profundamente los sentimientos negativos y los viejos pensamientos, y patrones de comportamiento o adicciones. Es una preparación necesaria para el cuerpo, el alma y el espíritu hacia un mayor trabajo de comunicación extrasensorial.

Baños con plantas

Los baños con plantas consiste en preparar un baño con varias plantas cosechadas por uno mismo. Las plantas pueden ser hervidas en agua o ser usadas frescas y dejar marinar por un tiempo. Estos baños ayudan en la limpieza espiritual y física durante la dieta con las plantas maestras, o para curar algún problema físico, psicológico o espiritual.

El proceso de selección y cosecha de las plantas ofrece una comprensión práctica y una mejor noción sobre la diversidad etnobotánica que se encuentra en la selva peruana. Además, fortalece el autoconocimiento de cada persona en términos de protección e interconexión de su cuerpo, alma y espíritu.

Dieta con la planta maestra

La dieta con la planta maestra no es solo una dieta de alimentos, sino de trabajar con una planta específica con propiedades de curación, conexión y comunicación con los espíritus del mundo vegetal. Cada planta tiene propiedades curativas físicas, como aliviar el dolor en los huesos, limpiar y fortalecer la sangre, entre otros. Así como propiedades holísticas de comunicación e interacción con el espíritu de la misma planta. La dieta con las plantas maestras es una relación que se desarrolla entre la persona que lo toma y la planta. Al igual que todas las relaciones, ambas partes tienen que “conectarse mutuamente”, y no es que se “ajuste en perfecta armonía automáticamente”. Cuando decida hacer este trabajo se debe tener una firme motivación y propósito para trabajar y relacionarse con la planta. La comida es limitada durante la dieta con la planta maestra. Todos los alimentos se cocinan sin sal y pueden ser tan simples como un plato de arroz, quinua o avena. En la selva amazónica, a veces se puede servir un pescado específico como el boquichico (ojo: el pescado no está permitido en todas las dietas). Lo importante durante estos días de dieta es el trabajo con el medicamento extraído de la planta. El retiro se complementa con algunas sesiones de Ayahuasca, que en este caso juega un papel complementario. Este ayuda a manifestar y visualizar la fuerza de la planta maestra en nuestro cuerpo. La duración de la dieta puede variar según la disponibilidad y el propósito de uno, es decir, depende de la curación o del aprendizaje. Estando en la selva amazónica, recomendamos una dieta de mínimo de ocho días para fortalecer el lazo con la planta. Sin embargo, cuando se trabaja con un grupo específico y con una intención especial, se puede trabajar en un retiro más corto de cinco días. La persona con la dieta logra conectarse con la planta y empieza a sentir sus efectos. Ayuda a investigar qué trabajo se puede hacer desde la conciencia del mundo de la planta y no se limita solo a la sesiones con el ayahuasca. Puede ser profundamente revelador y transformador, ya que la persona se conecta con su mayor propósito en la vida.

Ayahuasca

La ayahuasca es una bebida preparada principalmente de dos plantas: liana de ayahuasca ( Banisteriopsis caapi ) y las hojas del arbusto de chacruna (Psychotria viridis ). Dependiendo del tipo de trabajo más específicos y condiciones especiales, puede agregarse otras plantas como Tabaco, Chirisanango, Toé u otros. Sin embargo, solo se recomienda para personas con una vasta experiencia y conocimiento en el manejo de las propiedades de las plantas; de lo contrario puede ser peligroso y potencialmente mortal.

Hoy en día, la bebida de la Ayahuasca, ha dejado su entorno natural de origen y para viajar por todo el mundo. Se puede trabajar de varias maneras y de acuerdo con las diferentes tradiciones. En la Casa del Abuelo se utiliza este medicamento de acuerdo con la tradición amazónica peruana de curación y aprendizaje, o complementando las dietas de otras plantas maestras. Organizamos sesiones grupales o individuales.

Para solicitar un retiro y determinar si el trabajo terapéutico se ajusta a sus necesidades,
debe enviarnos los siguientes documentos:

Declaración de salud descargar aquí
Carta de motivación mire cómo se escribe
Documento de inscripción descargar aquí

Una vez que llene el formulario, tómele foto o escanéelo y nos envía a info@hatuntaytawasi.com